miércoles, 15 de diciembre de 2010

SERIE :LOS CRIMINALES MAS GRANDES DE LA HISTORIA..!

La historia escrita bellamente nos ha enganado en esta serie esperamos aclarecer algunos puntos erroneos con los que hemos crecido, investigalos y recuerda que la verdad es la que nos hara libres. Gracias


Inocente III, él más grande soberano que jamás haya gobernado el mundo cristiano, dejo su marca como uno de los más grandes asesinos en maza de la historia humana. Ningún otro Papa se consideraba a sí mismo con tanta grandiosidad en su papel de soberano regente del mundo.

En el sermón pronunciado en su propia coronación Inocente III dijo, refiriéndose a sí mismo:
"Ahora pueden ver quien es el ciervo que es puesto sobre la familia del Señor; verdaderamente es el Vicario de Jesucristo, el sucesor de Pedro, el Cristo del Señor(!); estoy hubicado entre Dios y el hombre, por debajo de Dios, pero por arriba del hombre; soy el juez de todos los hombres que no puede ser juzgado por nadie."


Rápidamente una de sus primeras epístolas se referían a una nueva cruzada, al mismo tiempo que la ultima se estaba terminando. Esto fue el comienzo de la cuarta cruzada, la cual causo en el saqueo y destrucción de las ciudades cristianas de Zara, Hungría y Constantinopla

Inocente también procuro la conquista de Livonia en 1199 por parte de tropas católicas. Aparte de esto, Inocente destrono al Rey John de Inglaterra, declarándolo "a el y a su posteridad para siempre" incapaz del trono ingles y haciéndolo su vasallo. [MC30].


Aun más, durante el cuarto concilio Laterano en 1215, Inocente decreto la mas infame legislación contra los judíos, forzándolos a vivir en guetos, prohibiendo casamientos fuera del gueto, expulsando a los judíos de ciertas profesiones, y también forzando a los judíos a usar un símbolo amarillo en su ropa marcándolos como tales, la raíz histórica de la correspondiente ley Nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Quizás una de las mas escandalosas de sus acciones fue su ambición personal de aniquilar totalmente a los herejes Albigeneses, quienes ya para esta época constituían casi la mitad de la población del Languedoc, hoy Francia.
Los herejes, quienes se consideraban buenos cristianos, eran un pueblo pacifico y respetuoso que estaba en contra de la pena de muerte, ellos simplemente se oponían al dominio Católico y sus santas autoridades. 

Las autoridades locales, como el noble y humano Raymond, Conde de Toulouse, lo toleraba y no veía ninguna razón de "limpiarlos" de sus tierras.


Hasta el rey de Francia se rehusó a hacerles la guerra a los Albigeneses, a pesar de la declaración Papal que le otorgaba los territorios si los hacia desaparecer. Inocente necesito varios años de predicación, plantación, intriga y amenazas de excomunión para lanzar una cruzada contra esta inofensiva gente.
En el baño de sangre subsiguiente que llego a atormentar al país por veinte años, murieron mas de un millón de hombres, mujeres y niños lacerados, apuñalados, ahogados y descuartizados. 
Inmediatamente después de la primera carnicería que desbastó la ciudad de Beziérs y aniquiló su población el Abad de Amaury de Citeaux, emisario Papal y líder de la soldadesca católica, volvió y le informo al Papa triunfalmente la "muerte de 20.000 personas sin respeto hacia la edad o genero."


Después de la guerra, la inquisición tomó el mando hasta que los últimos Albigeneses fueron quemados en la hoguera en 1324. La destrucción de esta herejía costo mas de un millón de vidas.

[WW163-186]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada